Géneros Literarios del Antiguo Testamento

Para que entendamos más el título y de que se trata el tema a continuación, es bueno que sepamos que es un género literario. Una respuesta fácil y entendible para todos: es la manera de cómo se cuentan las cosas, la forma como el autor va narrando los acontecimientos.

Entendamos que muchas partes de la biblia, fueron escritas tipo narración, de manera que el lector entienda mejor  el mensaje. Uno de los muchos ejemplos y para que lo veamos con mejor claridad son los libros de los profetas.

Géneros Literarios.

A continuación veremos con más detalle cuales son los géneros literarios que están dentro del antiguo testamento.

Los históricos, estos poseen una narración lineal,  muchos de ellos en forma de relatos o cuentos y lo que buscan es resaltar el paso de Dios padre en la historia, por ejemplo: el libro del Génesis y su relato de la creación.

Los Proféticos, en estos cuentan a través de símbolos la presencia de un  mensajero y que pronto estará con ellos. Se deja notar grandemente en el libro de Isaías

Los Liricos, donde el autor se deja ver poéticamente según sus sentimientos y emociones.  Ira, felicidad entre otros y suele utilizar el poema o el verso. Como ejemplo y para que se vea mejor.  “En prados de hierba  fresca me hace reposar…”,  Salmo 23,2

 

Los Sapienciales, estos poseen una línea clara, directa y precisa, ejemplo  “El que acepta la instrucción va hacia la vida, el que desprecia la corrección se extravía” cita tomada del libro de los proverbios.

Epistolar, en este género su contenido es escrito como si fuera una carta y como dato importante casi siempre al final del relato el protagonista muere.

Apocalíptico, diferente de lo que parece por su nombre, no tiene que ser sobre el anuncio del fin de los tiempos. Esta narración nace a través o es producto de los sueños.

Como se mencionó antes son muchas historias relatadas en la biblia. Usando el género literario como herramienta y sin querer alterar el texto original les contaré la Historia de Jonás el profeta.

El Profeta que no Obedeció a Dios.

Esta historia se remosta a tiempos muy lejanos, incluso mucho antes que Dios padre enviara a su hijo Jesucristo a salvarnos del pecado. Se dice que Dios padre le dice al Jonás que fuera a las tierras de Nínive, esta era una ciudad muy grande, donde vivían muchas personas. Dios padre aun creía que la gente podía cambiar su estilo de vida y por eso envía como profeta a Jonás.

Él igual que cualquiera persona tenía miedo, ya que la gente de Nínive era muy mala y sabía que podía hasta perder su vida. Queriendo hacer caso omiso tomó una embarcación hacia el lado opuesto de Nínive. Ya adentrados en el mar de repente y de la nada llega una gran tormenta que arremete con la embarcación y los marineros.

Dios siempre sabe lo que haces.

Los marineros se asustan y claman por sus vidas, ¡oh Dios mío líbranos de esta tormenta! Jonás si sabía que la tormenta era por la molestia de Dios contra él. Les dice a los marineros que la única forma de parar la tormenta es que lo arrojen al mar.

Echan a Jonás al mar y en seguida se va la tormenta y reina la calma. Jonás se va hundiendo poco a copo en las profundidades del mar, de repente una ballena se lo traga pero sin masticarlo, tres días y tres noches duró Jonás en el vientre de la ballena.

Clamó a Dios y Dios lo escucho.

Jonás cree que esta cerca la hora de su muerte y  se arrepiente por no haber obedecido a Dios padre, le pide perdón a través de sus oraciones. Dios padre lo perdona y le da otra oportunidad. La ballena lo vomita en tierra y Jonás se dispone a ir a Nínive.

 

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating / 5. Vote count:

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here