Personajes bíblicos que obedecieron a Dios

A lo largo de la Biblia es posible encontrar uno que otro personaje que siguió el mandato de Dios como el que no lo hizo, sin embargo, aquellos son los más, pero de unos y otros se obtienen grandes lecciones de vida como también de fe.

Abraham el primer gran personaje que rindió obediencia a Dios.

Abraham es un personaje muy conocido por haber vivido el resto de sus días, desde que Dios lo llamo, en obediencia hacia él. Puede citarse la fe que tuvo al momento de esperar que su esposa concibiera un hijo siendo estéril o incluso saliendo de su tierra de origen sin saber a dónde se dirigía, pero en realidad el momento cumbre fue cuando siguió el mandato de sacrificar su hijo a Dios.

En todo ese proceso no dudo ni un momento y siempre se sostuvo en la fe. Al momento en que levantó el cuchillo, para cumplir con su obediencia a Dios matando a su hijo, un ángel lo detuvo y le confirmó la promesa que Dios le hizo de que de él saldría una nación entera.

Moisés y la obediencia en el desierto.

Moisés y la obediencia en el desierto

De este personaje podría señalarse que siempre siguió el mandato de Dios salvo en una ocasión que le costó la entrada en la tierra prometida de Canaan. Sin embargo, su gloria radica en que siempre tuvo fe ante lo que Dios prometía, ello le llevó a cruzar el mar rojo, además de que, no menos podía hacerlo pues cada tanto subía a una montaña para hablar con él.

Salomón, el último gran rey que siguió el mandato de Dios.

Salomón, el último gran rey que siguió el mandato de Dios

Salomón fue un gran personaje bíblico e histórico no sólo por su gloria y gran riqueza, la más esplendorosa que tuvo Israel antiguo, sino además por haber guardado el mandato de Dios rindiéndole obediencia salvo en sus últimos días que se entregó a todo tipo de placeres que pudo.

Sin embargo, se cree que ya al final de sus días se arrepintió y volvió a seguir el mandato de Dios. Esta conclusión se obtiene de sus lecciones en el libro de Eclesiastés donde muestra en una bella prosa las conclusiones de un personaje asqueado por los excesos que al final no eran más que nada.

Daniel, un exiliado que obedeció el mandato de Dios.

Daniel

Daniel fue un personaje bíblico que vivió durante el cautiverio en Babilonia. Durante todo este tiempo resolvió e su conciencia mantenerse en obediencia a Dios y seguir su mandato, lo cual resultó provechoso pues por ello fue de los más bellos e inteligentes del reino.

Incluso en los momentos en que su vida peligraba, como cuando se amenazó con arrojar a los leones a todo aquel que no adorara al dios oficial, se sostuvo en su fe inquebrantable desobedeciendo esta orden, lo cual lo llevó a ser arrojado a los leones, pero fue salvado de sus mandíbulas por un ángel.

Pablo, su vida fue pura obediencia a Dios.

Pablo

Pablo fue el personaje histórico que dejó de perseguir a la iglesia tras una profunda experiencia religiosa en la que Dios le hablo. A partir de allí se convirtió en el más ferviente guardador de obediencia a Dios y escribió casi todo el Nuevo Testamento.

Pero esta escritura no surgió de una sola vez sino a partir de seguir el mandato de Dios lo cual lo envió de un lugar a otro en viajes, para nada libres de peligros, pero que rindieron mucho en nuevos creyentes que se adhirieron a la fe en Dios.

Su vida concluye incluso en obediencia, pues, aunque no se nos diga cómo murió en la Biblia, se ha llegado a la conclusión de que si fue torturado por los romanos y luego decapitado en el último de sus viajes.

Palabras clave: personaje; obediencia; mandato; Dios; fe.

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating / 5. Vote count:

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here