Tipos de demonios según la Biblia

0
(0)

Mucho se ha dicho de los demonios a lo largo de la historia. Sin embargo, muy poco o casi nada es lo que suele decirse o aludirse de lo que dice en la Biblia de ellos. A decir verdad, resulta poco lo que hay allí, pero, en todo el entramado conceptual bíblico, resulta mucho y además provechoso.

Los demonios como espíritus en la Biblia

El espíritu de un demonio

Los demonios son seres que no pueden materializarse en una figura, pues son espíritu, algo así como el aire que no se ve. Esto significa que se mueven en un plano distinto al de lo humanos, un plano superior que puede afectarnos. Esto es así pues, como se sabe, hay espíritus buenos y malos.

Todo espíritu malo es aquel que nos produce malos estados de ánimo, nos lleva a pelear con los demás, a ser soberbios, a que todos nos salga mal y nos producen un sentimiento de rencor y desprecio por todo lo bueno, que, en sentido absoluto y pleno, es Dios.

Los demonios como ángeles en la Biblia

Un demonio como ángel

Parece contradictorio pensarlo en estos términos, pero los demonios son ángeles, de Satanás actualmente y en otro momento, hace ya mucho tiempo remoto, de Dios. Sin embargo, pese a que son espíritus malos, no son en un sentido pleno demonios, sino más bien están en una escala inferior de maldad a estos.

Los demonios como enemigos en la Biblia

Un demonio enemigo de la humanidad

Los demonios son presentados como los enemigos principales del género humano. Ya que esta es la creación favorita de Dios hecha a su imagen y semejanza. Por eso tienen los demonios por fin no aniquilarlo plenamente sino corromperlo. Ello resulta en una humillación ante Dios, que es todo lo bueno, es decir, el fin de los demonios es guiar al género humando a todo lo malo.

Adicionalmente, se puede decir que son enemigos de Dios. Pero como él es todo poderoso y en realidad nada puede lastimarlo, lo único que les queda es atacar a la creación de Dios en general. Pues si se recuerda, con la desobediencia de Adán entró el pecado y allí toda maldad. Los demonios claro que dañaran principalmente al hombre, pero también a animales, plantas, entre otros.

Los demonios como gobernadores en la Biblia

Un demonio en su trono como gobernador

Debido a la desobediencia de Adán los demonios pudieron entronarse sobre toda la creación como gobernadores, de allí que todas las cosas actúen según lo malo. Así es desde que el mundo ha sido creado hasta nuestros días, sin embargo, hay que introducir una distinción.

En el Antiguo Testamento se nos aclara que los demonios podían ser gobernadores de todo a su libre potestad. La excepción era la nación de Israel que es el pueblo elegido de Dios. Ahora, una vez muerto Jesucristo, en el Nuevo Testamento se nos indica que las cosas cambian.

En primer lugar, ahora los demonios solo pueden ser gobernadores de los no creyentes en Jesucristo. Es decir, las personas que no han aceptado su perdón. En segundo lugar, solo pueden ser gobernadores de los creyentes en Jesucristo que no se han arrepentido de lo malo que han hecho.

Los demonios como enfermedades en la Biblia

Jesús expulsando un demonio como enfermedad

Como hemos dicho, el fin de los demonios no es destruir al hombre sino degradarlo, tanto física como espiritualmente. De allí que algunas veces posean a las personas y se presenten como enfermedades graves. Esto lo podemos ver cuando en Nuevo Testamento a Jesús le llevaban muchos enfermos y el reprendía los demonios que los tenían enfermos.

Ahora, pueden presentarse como enfermedades en las personas por algo malo que hayan hecho. Pero esto tiene que ser muy malo, como, puede que esa persona haya intentado contactarse con ellos y por eso esto pasa. Sea uno u otro caso, la única manera de expulsarlos es por medio de un creyente en Jesús ungido.

Palabras clave: demonios; Biblia; ángeles; espíritus; enemigos.

 

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

No votes so far! Be the first to rate this post.

Deja un comentario