Ministros de la Eucaristía

Los ministros de la eucaristía son aquellos que se encargan de todo el proceso de la sagrada comunión, muchas veces ocurre que cuando no hay ningún represéntate de la iglesia católica, puede u laico presidir la ceremonia de manera tranquila. De hecho el único que tiene el derecho delegado por Dios para dirigir esta ceremonia son los sacerdotes.

Ministros extraordinarios de la eucaristía

Ministros extraordinarios de la eucaristía

Las personas llamadas ministros extraordinarios son aquellas personas laicas o sin ninguna preparación sacerdotal que se ofrecen de una manera servicial a ayudar al sacerdote con la repartición de la santa cena, claro está que este es un acto desinteresado, de amor y generosidad para con la iglesia. De esta manera los laicos pueden ayudar en una forma activa a los párrocos en la distribución de la Comunión, tanto en la misa como fuera de ella.

Para que ocurran este tipo de eventos, se debe hallar una necesidad dentro de la parroquia como por ejemplo: que no haya sacerdote, diácono o acolito que pueda repartir la santa comunión, que aunque los hayan exista algún impedimento para realizar sus tareas, como una edad avanzada, o enfermedad, o que sean muchas personas que precisen de la comunión que se tenga que pedir ayuda a los miembros de la iglesia.

Para recibir este ministerio se necesitan una serie de requisitos entre ellos el documento Immensae caritatis pide que la persona que quiera ejercer como ministro extraordinario debe estar bien instruido y preparado.

También los ministros de la eucaristía pueden llevar la comunión a los enfermos u otras personas lejos de la iglesia siguiendo los estos pasos:

  1. Haber expuesto el caso al sacerdote y contar con su autorización
  2. Participar sin falla en el entrenamiento en el cual se prepara para seguir el rito tal y como se debe
  3. Tomar el entrenamiento de ética y moral
  4. Una vez el ministro tenga la sagrada comunión en sus manos debe dirigirse a su destino sin ninguna distracción

Ser ministros de la eucaristía implica ayudar de manera genuina y servicial dentro del templo por ejemplo es deber del ministro preparar los vasos sagrados para la celebración, por lo tanto es su responsabilidad llegar minutos antes de la santa misa. De igual forma una vez terminada la santa misa debe colocar todo en su lugar de origen y limpio; estas personas también deben poseer el cronograma mensual de las actividades de la iglesia.

Esta es una responsabilidad muy grande pero a la vez satisfactoria y de gran bendición para aquel que la práctica.

Manual para ministros extraordinarios de la eucaristía

Para convertirse en un ministro extraordinario de la santa comunión es necesario cumplir con ciertos requisitos y seguir algunos pasos como por ejemplo:

  1. Ser mayor de edad
  2. Ser un católico que haya recibido la primera comunión y la confirmación
  3. No ser ni estar afectado por alguna pena canónica
  4. Ser respetuoso con el divino sacramento y no tomar el trabajo y la responsabilidad a la ligera
  5. Tener responsabilidad
  6. Poseer una formación y aprendizaje continuo

Oración para los ministros extraordinarios de la eucaristía

Una oración para los Ministros de la Eucaristía que resume cuál debe ser nuestra identidad cristiana.

«Señor…

… te pido tu ayuda

De modo que yo sea

Un creyente de verdad,

Un cristiano ansioso de tu Palabra,

Una persona de oración y reflexión;

Un contemplativo de tus misterios;

Un celebrante feliz de tus Sacramentos

Y un servidor humilde de todos mis hermanos…. Amen».

Rito de institución de ministros extraordinarios.

Rito de institución de ministros extraordinarios.

  1. Monición inicial
  2. Antífona de entrada
  3. Ritos iniciales
  4. Acto penitencial
  5. Invocaciones de piedad
  6. Oración colecta
  7. Liturgia de la palabra
  8. Salmo responsorial
  9. Aclamación antes del evangelio
  10. Evangelio

 

 

 

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating / 5. Vote count:

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here